viernes, agosto 05, 2005
Qué ya me voy... Pero volveré...

Vacaciones, por fin. Qué ganas tenía de poder hacer un parón, qué ganas tenía de poder coger un avión y de marchar a latitudes inexploradas por mí.

En un par de días iniciaremos nuestra ruta hacia tierras incas. En un par de días habremos llegado a territorio peruano. Desde Lima empezaremos nuestra ruta de exploración bajando por la costa atlántica hasta Pisco y Paraca donde queremos hacer parada y visitar unas islas. A partir de aquí es intención continuar hasta Nazca y a vuelo de pájaro contemplar las gigantescas marcar terrestres de origen pre-colombino. Desde aquí nos dirigiremos hacia Arequipa y continuaremos hacia Puno y lago Titicaca. No creo que hagamos ninguna inmersión para ver si encontramos el tesoro inca, pero si queremos encontrar en las islas que están junto a la frontera boliviana un par de días de descanso...

Desde Titicaca, como no, encaminaremos hacia Cuzco con objetivo en Machu Picchu, con parada obligada en Aguascalientes. Y desde aquí iniciar el regreso hacia Lima para volver a las españas.



Bueno, esa es la ruta y la intención. Pero como en todo viaje que se precie, la improvisación, la incertidumbre de lo que hay por descubrir y de lo que va a acontecer marcarán como una brújula nuestra ruta en este nuevo viaje al descubrimiento.

Espero y deseo, seguro que si, que las condiciones para poder encontrar conexiones serán más favorables que el año pasado en Mauritania. Me llegué a desesperar debido a la lentitud de conexión. Toda una hora para abrir mi correo y ver la cantidad de mails acumulada...

Por cierto, este año hubiéramos tenido mucho más complicado el viaje que realizamos el año pasado. En el Sahara Occidental la situación no es demasiado halagüeña. Imagino que las cosas por Dahkla y El Aioun estarán más movidas y desde luego el tránsito por la transahariana no será tan fluido. Y por supuesto que después de las últimas noticias que llegan desde Mauritania, no lo convierten en un destino muy recomendable. Sólo espero que la familia de Yahya, en Nouakchot, estén todos bien, que Nacho en Noadibou no tenga problemas en el hotel y que por fin la cosa mejore para un país que tiene serios problemas de desarrollo.

El año pasado por estas fechas mi corazón se ilusionó, y tengo que reconocer que sigue ilusionado. Además ha sido un año de cambios intensos. Todo ha cambiado a mi alrededor. Para bien, no tengo queja. Pero espero que todo siga en la misma linea y que este recorrido por la vida, a través de los continentes y conociendo las personas que lo habitan sirva para ello.

Technorati Tags:
Un saludo, un abrazo y a medida que pueda escribiré. Pero lo más seguro es que hasta primeros de septiembre, ná de ná...
0 Comments:
Links to this post:
Crear un enlace