sábado, noviembre 06, 2004
Construye tu templo
La catedral impresionante con su majestuosidad relata intrínsecamente la historia acumulada en su interior.
Como todos nosotros la catedral tiene un exterior y un interior.
Cómo mínimo tratemos que la majestuosidad exterior se corresponda con la interior.
Hagamos que nuestro interior sea un lugar de reflexión y que nuestro exterior refleje todo aquello que nos importa, sin miedo y sin vergüenza para mostrarnos tal y como somos.
Hagamos de nuestro exterior un bastión con el que poder luchar contra las inclemencias y para que pueda perdurar durante décadas para que en nuestro interior se desarrolle todo aquello que nos importa... ;-)


karlos
0 Comments:
Links to this post:
Crear un enlace