jueves, julio 29, 2004
Ya casi estamos
Un día, sólo un día...
Pasado mañana cogeremos carretera y manta. Pasado mañana todo irá sobre ruedas. Pasado mañana iniciamos otro periplo africano.
El volver a recorrer los caminos polvorientos africanos, el volver a circular por las calles caóticas de sus embaucadoras ciudades.
Sentir ese Sol, que aunque el mismo para todos, quema de manera diferente dependiendo del lugar en el que te encuentres.
Volver a sentir explotar el sentido del olfato, con esa mezcla de aromas de todas clases y tan característicos.
Inflarse los ojos de los contrastes que se muestran ante la vista. Disfrutar con las gentes, con los edificios, las montañas, el desierto...
En fin, ya falta poquito. Podremos desconectar, sobre todo de este último mes que ha sido bastante intenso en todos los sentidos.
Tengo ganas de volver a ver a nuestro berebere particular, a nuestro guía del desierto, a nuestro anfitrión en territorio alauí.
Sentarme medio tumbado en el gran salón de Nomad Palace, deleitarme con los tapices que decoran las paredes de adobe con colores como el del azafrán, el azul de los hombres del desierto y el rojo intenso de la pasión.
Tomar un té a la menta dejando que la vista se pierda en la infinidad del paisaje, escuchar el viento como recorre a ras de suelo sin encontrar impedimentos.
Sentir la arena como te golpea el cuerpo cuando hay viento.
Conocer de nuevo gentes, que sus vidas y la tuya se van a cruzar aunque sólo sea por momentos.
Un día, sólo un día...

De todas maneras, voy a echar a mucha gente de menos, a algunos de manera más especial que a otros, pero en definitiva todos tenéis vuestro rinconcito en mi corazón. Tened en cuenta que pensaré en todos, desde los que lleváis tiempo en mi vida hasta los que habéis entrado en ella hace bien poquito, pero que os habéis ganado un sitio preferente. Sentiré un poquito de todo para cada uno de vosotros esperando que os llega toda la esencia y podáis disfrutar de la manera que lo voy a hacer yo.

Puertas que se han abierto y cerrado y puertas que se están abriendo y cerrando. El camino está cambiando continuamente. Es como caminar por la montaña o campo a través. Varias el sentido de tus pasos en función de por donde ves el camino más fácil o más atractivo, que no necesariamente tienen que ser por el mismo sitio.

Ya está. Lo que tenga que ser será. Hay muchas cosas que quedan hay. Ya veremos a la vuelta...

Pour tout le monde; l'amitié et la vie sont pour vous. Jouissez.
0 Comments:
Links to this post:
Crear un enlace