jueves, enero 29, 2004
La caja tonta

Por fin me he comprado la caja tonta. Ya tengo una ventana al mundo. Un mundo de ilusiones y de engaños, pero que de cuando en cuando muestra la más cruda realidad.

La televisión, nos enseña, nos muestra, vacia nuestros cerebros como si de un método de meditación se tratara, ayuda a evadirnos y realmente consumimos mucho de ella. La utilizamos como medio de diversión, de entretenimiento y en ocasiones como fuente de información. Esto último ya es más difícil, sobre todo dependiendo de que cadena se trate. Lo más normal es encontrarnos con desinformación en lugar de información.

De todas maneras, se puede utilizar de manera educativa. Visionando películas en versión original, utilizando el sistema dual de las cadenas de televisión, aunque este sistema sólamente lo utilicen un par de ellas. Sip...

Bueno, la cuestión es que ahora me puedo quedar embobado. Antes también, pero no con la calidad de visión que tengo ahora. Jejejejejeje.

Un beso y un abrazo a todos los que lo lean.
Muakkkkkkk
0 Comments:
Links to this post:
Crear un enlace