martes, enero 20, 2004
Medicinas para el alma,

Hoy en día todo lo que concierne a asuntos de bienestar, sobre todo, el bienestar psíquico es objeto de investigación, búsqueda y sobre todo de autoconsumo.

En la mayoría de los casos, es más el efecto placebo que la verdadera acción de bienestar que nos pueda proporcionar, sin que nosotros sepamos, que realmente esa técnica o producto está orientado al alivio de nuestro interior.

La mayoría de personas buscan continuamente en la relajación, la lectura, la música, alcanzar estados de bienestar psíquico. Realmente son multitud las opciones que tenemos a nuestro alcance para mejorar nuestro estado de ánimo. Unas son de carácter más material aunque en muchas ocasiones, se busca un estado de olvido de la situación, son técnicas de autoengaño, de no querer ver la realidad, de asumir algo que no es real o de poner nuestro cuerpo en un estado físico que no es el más adecuado para nuestra salud.

De todas maneras, es bueno que la gente intente sacarse de encima el estrés. Es bueno que toda la presión que sufrimos en el día a día salga por alguna válvula de escape. Es bueno encontrar “algo” que pueda aliviar aquellos sentimientos de irracionalidad, de ira, de desconfianza, etc.

Ambientar con incienso, recrearse con una puesta de sol, pasear al calor del sol invernal, escuchar música adecuada a nuestro estado de ánimo, leer, saborear una buena comida que tú hayas cocinado, abrir una botella de buen vino y paladearlo. En definitiva, todas estas y todas las que tu quieras.

Encuentra aquello que te ayude a relajarte, encuentra tu válvula de escape, encuentra algo que te haga sentir mejor (sobretodo contigo mismo).

K@rlos
0 Comments:
Links to this post:
Crear un enlace