viernes, julio 30, 2004
El resurgir del ánimo
Hoy ha salido el sol con todo su esplendor, las cosas se ven de otra manera cuando has descansado bien y sobre todo cuando te has desahogado.
Hoy, cuando me he mirado en el espejo ya he visto otra cara. He dejado de ver angustia, miedo y sobre todo incertidumbre. La verdad, como decía ayer, lo que tenga que pasar, pasará.
Mi amigo Ngawang pedirá por nosotros ¡Por si acaso!, después de esta semanita toda ayuda es poca…
La hora que es, evidentemente no he plegado, y no tengo hecha la bolsa y el resto de cosas las tengo a medias. Pero no problem!!! Jejejeje
Me han invitado a cenar en el Juan Carlos I, me parece que me animaré ya que no tengo cena en la nevera y tampoco tengo ganas de prepararme nada. Todo depende, de si puedo marcharme un poquito antes del trabajo. Pero al paso que vamos lo dudo. Acaba de entrar una señora a la piscina y un chico a las pesas. Con un poco de suerte, si se dan cuenta de la situación, a las 21:30 podremos estar fuera.
Bueno, de lo que se trata a partir de ahora es de tener presentes muchas cosas, pero de lo que se trata en realidad es de hacer un buen planteamiento respecto a la vuelta. Ya veremos que nos depara el destino.
No se lo que tardaré en poder postear de nuevo, pero tener por seguro que a la mínima aquí estaré de nuevo. Respecto de los mails, lo mismo, intentaré iros enviando mis impresiones y como va todo, siempre y cuando los equipos que vayamos encontrando no lo pongan demasiado difícil, como la última vez que fui incapaz de poder escribir con un abecedario normal, es decir, que sólo escribía en árabe.
Besos, besitos, abrazos y demás para todos y todas. Que os lo paséis bien durante este mes de agosto. Y si os acordáis un poquito de mi seguro que lo notaré y me hará compañía en la soledad del desierto.
Os quiero un montón…
XXX
0 Comments:
Links to this post:
Crear un enlace