domingo, agosto 29, 2004
Bon Jour a tout le monde... Je suis ici...
Buenasssss ;)

Com sa va? Bien ?

Je a retourné, je a arrivé a ma maison. La verdad es que tenía ganas, pero por otro lado ya estoy echando en falta el recorrer los caminos africanos para poder dejar perder la vista en el horizonte...

Espero y deseo que todos hayáis tenido un mes de agosto bestial, que os lo hayáis pasado de fábula, que el ligoteo se haya dado bien, que la tranquilidad buscada haya sido encontrada y sobre todo os deseo que la reentré no sea muy dura. La rutina es la rutina y ya sabemos a lo que hay que atenerse :(

Por fin pude llegar a Mauritania, después de muchos días y de pelearse uno con la infraestructura marroquí, al fin pudimos arreglar el coche y partir rumbo a Noaudibou. Ha sido realmente impactante. Ya había estado en la India, y la visión de la pobreza extrema la tengo bastante asumida, pero realmente no me esperaba encontrar lo que vi en Mauritania. La creencia de que me encontraba en un barrio periférico de la segunda ciudad importante del país, se desvaneció cuando me di cuenta que me encontraba en el centro de la ciudad. Entonces pude captar realmente la situación de atraso que está respecto de nosotros. Imaginaros España hace cien años, pero con el choque cultural que puede suponer la utilización de nuevas tecnologías tanto de comunicación como de trasporte en una sociedad totalmente arcaica. Te encuentras personas conduciendo un último modelo de todo terreno y hablando por un móvil de tercera generación en un país donde ni siquiera hay una carretera que una las dos principales ciudades. Es realmente chocante.

Hay cabras por todas partes, son el sistema de eliminación de residuos orgánicos, sólo dejan el plástico. Impresionante. El 90% de la población es negra, emigrada de las vecinas Senegal, Mali, Níger, etc. Esto provoca un choque de identidades dentro del mismo país y a la vez te hace pensar en cómo deben de estar en esos países para que la gente emigre a Mauritania...

La corrupción administrativa, policial y militar salta a la vista. Piden con el mayor descaro y sin ningún tipo de reparo.

La gente... Hay de todo. Pero la mayor parte de gente con la que tomas contacto, es gente dedicada al turista. Les queda mucho por recorrer. Hay poco y lo poco que hay intentan exprimirlo tanto que no dejan nada para otras veces... Pero también te encuentras la persona afable que sin ningún tipo de interés te ayuda sin dudarlo un momento.

Desde luego el paisaje ha ayudado a desvanecer esa sensación que llegué a tener de estar en un país que no valía la pena. No ha sido todo lo espectacular que yo me esperaba, pero realmente tiene lo suyo. Y desde luego la riqueza biológica, sobre todo de determinadas zonas es una pasada, como en el parque natural del Banc d’Arguin, donde hicimos un trayecto de unos 120 km por la playa...

Pero bueno, a pesar de todo y de haber salido de manera ilegal del país (ya os lo explicaré con más calma), la experiencia ha sido de lo más positiva y enriquecedora. Y para que decir que la parte marroquí del viaje ha vuelto a superarse sin ningún género de dudas. Realmente os lo recomiendo. Perderos unos días por Marruecos, os gustará.

Una experiencia que os contaré un día de estos es el haber convivido con los miles de emigrantes marroquíes que por estas fechas vuelven a sus lugares de trabajo. El hacer el viaje en condiciones iguales a ellos, te hace ver las cosas de otra manera totalmente diferente. Te hace comprender muchas cosas. Te hace darte cuanta hasta donde puede llegar el ser humano con tal de mejorar sus condiciones de vida. Te hace ver a personas que como tú y como yo en condiciones que la mayoría de nosotros no soportaríamos ni de coña... Une autre jour je poivré dire tout, une autre jour ... Bien, maintenant a garder le silence.

Ah, le français très bien. Je a parlé beaucoup chaque jour, mais l’écriture pas de rien.

0 Comments:
Links to this post:
Crear un enlace