domingo, febrero 12, 2006
Volviendo, llegando...
Cuantos días sin escribir nada por estos lares, un montón, pero no ha estado en mi mano hacerlo, aunque si que ha estado presente en el palpitar de mis dedos cuando en el transcurso de cada día aporrean hora tras hora el teclado.

Pero de lo que aquí se trata es que puedan plasmarse breves y cotidianas historias de las que puedo ser yo el protagonista, pero claro está, también puedes serlo tú. No sé quien será él actor principal de la próxima escena pero si sé, que cuando el telón se vuelva a levantar será para mostrar otra imagen de un día a día del que tú eres parte indispensable.

Cuando estoy en casa normalmente tengo delante una caja que escupe imágenes sin parar y que me cuenta historias, me las susurra y la mayoría de las veces me las insinúa. Normalmente los anuncios, los comerciales son los que cuentan con más creatividad, explican historias enteras o transmiten sencillamente un mensaje en un corto espacio de tiempo. Me gustan aquellos que evolucionan en la manera de explicar algo, de visualizarlo. Algo parecido ocurre con las canciones que con un acompañamiento rítmico imprimen el carácter de lo que allí está pasando.

Reality Bits llegan por otro lado marcando cual será el siguiente paso a dar. Y con ellos uno puede aprender de lo que ocurre a su alrededor. De la misma manera que en todos los que te rodean tienes profesores que en ellos mismos son unos verdaderos maestros. Por eso, cuando pretenden serlo de otros que no son ellos, se equivocan.

Los sentimientos crecen, evolucionan. Y en lo que no creías haber visto nada durante años, de repente surge lo que no hubieras imaginado. También es cierto, que lo que se puede pretender consolidado llegue un día en que desaparezca o que sencillamente cambie. Es en ello dónde se rompe la monotonía y uno siente la vida. En lo que surge, en lo que cambia.

Por supuesto que las ideas también están sujetas a su evolución, a su evolución para mejorar. Mediante la discusión, mediante el razonamiento, la evidencia, el contraste, la justificación, la oratoria...

Y para acabar con las que cosas que son y no son, os dejo un video de Matrix. Si, si de Matrix, pero es un poco especial... Os gustará


1 Comments:
Blogger Virginia said...
Apaga la tele, una vez me compré una camiseta con ese lema, en Ferrol en un bar, me encanta. Cuando la tele no está puesta se puede pensar mejor, yo por lo menos en los anuncios la tengo sin voz si no consigo que esté apagada.

Links to this post:
Crear un enlace